Las técnicas del AGILE SCRUM para crear un proyecto con éxito

pasos-montar-proyecto-agile-scrum-con-exito-agile-sales

Las técnicas del AGILE SCRUM para crear un proyecto con éxito

Las Técnicas del AGILE SCRUM para crear un proyecto con éxito

pasos-montar-proyecto-agile-scrum-con-exito-agile-sales

La metodología AGILE SCRUM es un marco de trabajo y una filosofía motivada por el prototipado de productos, que favorece a la organización de tareas de un proyecto. Garantiza la excelencia de una campaña.

El marco de trabajo AGILE SCRUM se refiere a todas las técnicas iterativas que envuelven a una serie de ciclos repetidos, necesarios hasta alcanzar la solución deseada por el cliente.

Y es que la clave del éxito del AGILE SCRUM se encuentra en la simplicidad del desarrollo y en la planificación de procesos complejos mediante sprints y automatización de softwares. En SCRUM, todas las fases del proyecto deben estar correctamente definidas, con la idea de que cada experto implicado dé lo mejor de sí y fluya la comunicación interna en el equipo. Únicamente así, será posible lograr el éxito del proyecto, de acuerdo a las exigencias del cliente.

Los sprints nos ayudarán a dividir y definir cada una de las etapas del proyecto. Podemos afirmar que el sprint es la unidad básica de trabajo que distingue a un equipo de AGILE SCRUM, para garantizar la agilidad conforme avanza el proyecto.

Un sprint es una iteración, desarrollada por cada uno de los miembros del equipo Agile. Un equipo puede completar varios sprints durante el proyecto. Un sprint comienza con el compromiso de una tarea y finaliza con la demostración de una propuesta entregable. El tiempo mínimo para desarrollar un sprint es de una semana y de un máximo de 4 semanas.

Durante el proyecto, resulta esencial dividir cada fase y medir los sprints para comprobar la evolución del progreso del proyecto. Y es que los sprints nos ayudan a favorecer la entregabilidad temprana y continua de cada una de las etapas del proyecto para causar el efecto WOW en el cliente. Además, debemos presentar al cliente cada sprint para conocer su feedback en todas las fases y saber si el producto se está ajustando a sus necesidades.

¿Quieres Certificarte en Agile Sales & Marketing?

La Certificación combina Neuro Marketing, Marketing Automation, Métodos Agiles, Funnels de Coversión y Herramientas Tecnologicas imprencindibles para los Marketer y Vendedores Digitales.

¿Cómo planificamos correctamente los sprints?

En el kick-off (primera reunión de toma de contacto con el cliente) identificamos cuál es su necesidad para definir el primer sprint del proyecto. Las tareas de cada sprint se estiman en función a la importancia del checklist del cliente, o en la complejidad de su desarrollo. El equipo, tras realizar preguntas al cliente, evalúa la lista de requisitos de prioridad y establece una meta alcanzable para cada iteración.

Tras la reunión, el equipo SCRUM se reúne, para estimar previamente el esfuerzo que conllevará realizar cada una de las tareas y establecer todos los roles de proyecto. Le proponemos al cliente un timing, con un sprint planificado de dos semanas, en el que detallamos todas las tareas definidas, será lo que en SCRUM denominamos Sprint Backlog. 

El Backlog son todas las tareas básicas a planificar, que deberán realizarse en esta primera iteración. El equipo SCRUM elabora la estrategia para alcanzar el objetivo deseado por el cliente.

A lo largo del primer sprint, resulta clave tener una visión retrospectiva del sprint y repasar cada una de las tareas plasmadas en el backlog, con la idea de despejar posibles dudas que puedan surgir por parte del equipo y estimar los logros y el esfuerzo desempeñado.

Es conveniente realizar reuniones cortas de 15 minutos con el equipo Agile, para ver el avance de la iteración y analizar los inconvenientes inesperados que han ido surgiendo. Es necesaria la revisión del sprint para lograr el prototipo deseado y demostrar todos los requerimientos contemplados.

En AGILE SCRUM, todas las fases del proyecto deben estar correctamente definidas, con la idea de que cada experto implicado dé lo mejor de sí y fluya la comunicación interna en el equipo. Únicamente así, será posible lograr el éxito del proyecto, de acuerdo a las exigencias del cliente.

Los sprints nos ayudarán a dividir y definir cada una de las etapas del proyecto. Podemos afirmar que el sprint es la unidad básica de trabajo que distingue a un equipo SCRUM, para garantizar la agilidad conforme va avanzando el proyecto.

Un sprint es una iteración, desarrollada por cada uno de los miembros del equipo Agile. Un equipo puede completar varios sprints durante el proyecto. Un Sprint comienza con el compromiso de una tarea y finaliza con la demostración de una propuesta entregable. El tiempo mínimo para desarrollar un sprint es de una semana y de un máximo de 4 semanas.

Durante el proyecto, resulta esencial medir cada fase por sprints para comprobar la evolución del progreso del proyecto. Y es que los sprints nos ayudan a favorecer la entregabilidad temprana y continua de cada una de las etapas del proyecto para causar el efecto WOW en el cliente.

¿Cuáles son las técnicas esenciales de AGILE SCRUM?

  • Las técnicas de pruebas ensayo-error de procesos son piezas fundamentales en el método ágil, ya que es necesaria para hallar cuál será la estrategia idónea para conseguir mejores resultados de venta y de tu negocio. En AGILE SCRUM no hay lugar para el miedo al cambio y al error. En este contexto de constante cambio, necesitamos de la creatividad para generar nuevas ideas y reaccionar rápidamente para lograr el éxito de un proyecto.
  • Las técnicas incrementales de cada iteración generan, paso a paso, un producto potencialmente entregable y funcional, sobre el que se va añadiendo nuevas mejoras y funcionalidades, tras probarlo con pruebas de ensayo-error.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.