Don´t worry, be happy!

dont-worry-be-happy

Don´t worry, be happy!

Seguro que has escuchado hablar alguna vez de la felicidad, sí, eso que aparece en las películas y que dicen que es a lo que todos aspiramos. Sí, eso que se nos olvida muchas veces que existe cuando nos metemos tanto en nuestra rutina y solo intentamos sobrevivir.

Pero, ¿sabías que todo funciona mejor cuando somos felices? Es algo que se contagia entre la gente por lo que si aprendiéramos a producirla todo nos iría mejor dentro de la empresa, y entre nosotros en general. Además, está probado que cuando la gente es más feliz, enferma menos y se reducen las incapacidades.

Así que, ¿a qué estamos esperando? ¡Produzcamos FELICIDAD!dont-worry-be-happy

¿Cómo podemos difundirla de forma EXTERNA a nuestra empresa?

  • No engañemos a nuestro cliente, no le prometamos cosas que no vamos a poder cumplir. Se sentirá frustrado y esto nada tiene que ver con la felicidad.
  • La sonrisa es la mejor arma para crear la felicidad. Cuando sonreímos nos sentimos mejor. Por ello, es importante que publiquemos contenidos de humor de vez en cuando.
  • Debemos crear empatía con nuestro público, deben olvidar que han tenido un mal día y se tienen que sentir identificados con lo que les estamos contando.
  • Resuelve problemas y dudas. Es curioso, pero los usuarios que han tenido un problema con nuestra empresa y se lo hemos solucionado, van a ser más fieles que los que no han tenido ningún contratiempo. Por eso, es vital tener una adecuada atención al cliente.
  • Crea buen rollo con tu público, tanto en redes sociales como a la hora de publicar contenidos, debemos ser agradables y transmitir positividad. Desarrolla una relación de confianza y alegría.

Si nos tuviéramos que fijar en un ejemplo de cómo llevar a cabo esta estrategia de marketing de felicidad, sin duda, lo haríamos con Coca-Cola. En todos sus anuncios y campañas siempre ha imperado esa idea del bienestar y de sentirse feliz. Ha conseguido asociar su marca ya no solo a una bebida, sino también a un sentimiento.

Pero no solo basta con difundir al mundo la felicidad, a veces, debemos reparar en lo que tenemos más cerca y propagar esa felicidad por nuestra empresa también. ¿Cómo?

dont-worry-be-happy-2

  • Pon humor en tu compañía. Si todas las reuniones y todas las apariciones que haces son serias y profesionales, tus empleados te asociarán solo a trabajo y se sentirán encorchetados cuando estés.
  • Da poder de decisión a tus empleados. Así, se sentirán importantes e influyentes dentro de la empresa.
  • Reconoce el trabajo de cada uno. Está muy bien dar toques de atención de vez en cuando para que todo el mundo trabaje como debe, pero de vez en cuando debes motivar a tus trabajadores y decirles lo que hacen bien.
  • Preocúpate por cómo están los tuyos. De vez en cuando, pregúntales si están contentos con lo que están haciendo, qué problemas tienen etc. Así, generarás confianza y sensación de equipo.
  • Celebra con todos los éxitos de la empresa, al fin y al cabo suelen ser resultado del esfuerzo de todo el equipo en conjunto.

¿No crees que esto pueda funcionar? Que se lo pregunten a la compañía Cyberclick, empresa de publicidad y marketing online, que hace dos años ganó el premio de Best Workplace España 2014. Este galardón mide el grado de satisfacción de los empleados dentro de las compañías y Cyberclick fue la elegida entre empresas de más de 40 países como mejor lugar de trabajo.

Y es que hay una premisa clara: como jefes, no podemos centrarnos solo en los resultados finales, debemos tener en cuenta también cómo se han sentido nuestros trabajadores durante el proceso.

RECUERDA: UNA ORGANIZACIÓN CRECE CON GENTE FELIZ

 

 

No Comments

Post A Comment